Home » Blog Marina Dávila » Crisis de ansiedad y como relajarse en minutos

Crisis de ansiedad y como relajarse en minutos

[Total:0    Promedio:0/5]

Hoy en día con el ritmo frenético que llevamos, para evitar los síntomas de crisis de ansiedad o pánico es imprescindible aprender cómo relajarse, y es más sencillo de lo que piensas con unos consejos y ejercicios de relajación.

Todos sabemos de sobra que el día a día (el trabajo, los estudios, la familia, la casa, los imprevistos…) no suelen tener en cuenta nuestra salud, de manera que, en muchas ocasiones, nuestra mente inquieta y el nivel de estrés sobrepasa los límites de lo tolerable.

Ante estas situaciones de ansiedad o pánico, solemos desesperarnos y perder el control, de modo que no solo empeoramos nuestro estado sino que además influimos de forma negativa en las personas que nos rodean.

Cuando esto ocurre, debemos cargar con nuestro fatídico y exhausto estado de ánimo y con la culpa del daño que infligimos a los demás con él.

Saber cómo relajarse es obligatorio, es el único modo de evitar las crisis de ansiedad y ataques de pánico, además de aliviar tensiones y estrés.

Calmar la mente y relajarse nos ayudará a reducir el sufrimiento del cansancio, la asfixia, el abatimiento y la tristeza que nos produce la tensión de la vida.

Debemos buscar soluciones viables, al alcance de todos e intentar por todos los medios no recurrir a los medicamentos (si es algo grave y no hay más remedio la ayuda de los fármacos siempre podrá aportar algún beneficio).

Por suerte, a medida que pasa el tiempo y a medida que evolucionamos, cada vez surgen más métodos y ejercicios de relajación para evitar las temidas crisis de ansiedad de hoy en día, y saber como relajarse ayuda mucho.

Estos consejos antiestrés de relajación los habrás leído mil veces, pero ¿Cuántas veces los habrás llevado a cabo regularmente?

Está probado que son las opciones más eficaces para relajarse y reducir los síntomas de la ansiedad o del estrés, y alejar los ataques de pánico y las crisis lo máximo posible.

A veces nos dará pereza, cuando ocurra hazte las siguientes preguntas cuando tu mente quiera convencerte de que el sillón, la tele, o asaltar el frigo te hará más feliz:

– ¿Quieres ser capaz de controlar y evitar la ansiedad y la depresión?
– ¿Quieres que tu vida recupere el equilibrio que has tenido anteriormente?
– ¿Quieres volver a ser y sentirte feliz y tranquila?
– ¿Me merece la pena intentar el cambio, o soy feliz ahora haciendo lo mismo de siempre?
– ¿Realmente estos 20 o 30 minutos probando algo nuevo son tanto sacrificio?

Como relajarse y evitar el estrés y la ansiedad

Ejercicios de respiración

La respiración con el diafragma es uno de los métodos más eficaces para relajarnos. Solo te llevará cinco minutosy los resultado serán instantáneos. Además, resulta muy efectivo para los ataques de pánico y de ansiedad.

Es muy sencillo: siéntate o túmbate en un lugar cómodo (ya sea la cama o el sofá) y en una postura en la que te encuentres a gusto; cierra los ojos, coge aire por la nariz y, a medida que este vaya entrando en tu cuerpo, ve hinchando la tripa; cuando no puedas llenarla más deja que pase el aire a los pulmones, mantén el aire cinco o diez segundos y suéltalo lentamente por la boca deshinchando la tripa a la vez.

Repítelo a diario durante cinco minutos y verás que tu cuerpo queda relajado y tu mente despejada.

Relajación muscular

Otra técnica muy efectiva para relajarse física y mentalmente. Túmbate sobre un lugar cómodo, cierra los ojos y, de una en una, ve concentrándote y tensando y relajando después todas las partes de tu cuerpo de arriba a abajo, zona por zona.

Empieza por la cabeza, frente, rostro, cuello, hombros y así hasta los pies. Trata de sentirlos plenamente, de notar que están ahí. Dedica unos segundos a relajar cada uno y pasa al siguiente.

En las zonas que puedas tensar, como los biceps, hombros, antebrazos, piernas, glúteos, etc, endurécelas cinco segundos, y disfruta de la sensación de liberación posterior.

Donde no exista músculo siente la circulación debajo de la piel, las sensaciones de frío/calor/rigidez, todo o que puedas sentir en esa zona. Así con todo el cuerpo. Puedes dedicar 5 minutos o extenderte un poco más si dispones de tiempo.

Meditación guiada

Ya hemos hablado del poder de la mente y los beneficios de la meditación, muy importantes para evitar la ansiedad y el estrés. Pero en situaciones en las que tu mente no te permita meditar tranquilamente recomendamos la meditación guiada para tomar un poco más el control.

Acomódate en una postura cómoda, mejor sentado que tumbado si no queremos dormirnos. Intenta situarte en un lugar alejado de ruidos y de distracciones; cierra los ojos e imagínate a ti mismo/a en un escenario calmado y tranquilo, puede ser una playa o un bosque por ejemplo.

Concentra todos tus sentidos, uno a uno, en sumergirte en esa situación, recuerda el aroma a sal si estas cerca del mar, siente la brisa del bosque, etc… Cuantos más detalles consigas mayor será tu experiencia de relajación.

Una vez involucrada plenamente en la situación, imagínate descalza y comienza a dar pequeños pasos, sintiendo plenamente la calidez de la arena en las plantas de tus pies, o la hierba húmeda del bosque.

Finalmente recuéstate, relájate, y deja volar las sensaciones de tu escena. En este punto, también puedes imaginar una luz blanca, o un cálido rayo de sol recorriendo tu cuerpo de arriba a abajo, y siente que va relajando y purificando tu cuerpo.

Yoga en 10 minutos

Con la cantidad de estudios que han probado sus múltiples beneficios, y la facilidad que tenemos para hacer estos ejercicios desde casa con videos o apps del móvil, es increíble que sigan sin practicarse por todo el mundo, ya que son el pilar de como desestresarnos, mental y físicamente.

Seguro que ya los conoces, así que no te relataré todos sus beneficios físicos y mentales, pero te pediré que los pruebes tan solo 10 días, pueden ser seguidos o a lo largo de dos semanas, y que juzgues tu misma los resultados.

No necesitas sesiones de una hora, con solo 5 o 10 minutos diarios verás la diferencia.

Ejercicio físico

La actividad física continuada, aunque sea mínima pero regular, genera una cantidad de hormonas muy importante, las más conocidas las “simpáticas” endorfinas que nos ayudan a “ser felices” y alejar el estrés y la ansiedad. Además mentalmente, cuando estamos caminando, corriendo, jugando al baloncesto, al tenis, haciendo bicicleta, etc, nuestra mente se centra en esa actividad, por lo que las preocupaciones quedan en segundo plano y nuestra mente también se relaja.

Nuestro cuerpo ha evolucionado pero originalmente está diseñado para estar en movimiento, cazar, recolectar, crear, sobrevivir. Los trabajos sedentarios, o entretenimientos como la televisión o Internet, han “acomodado” nuestro cuerpo de tal modo que aunque nos hayamos acostumbrado, pero tenemos un malestar persistente por no movernos.

Este malestar físico y mental que se genera después de mucho tiempo inactivos, solemos ignorarlo día a día, pero está ahí, y solo nos damos cuenta cuando nos lo “quitamos de encima” después de un par de días moviéndonos.

Mi consejo es comenzar con una actividad básica de unos 5-10 minutos al día, como andar a marcha rápida, correr, saltar a la comba, o simplemente unas series de flexiones y sentadillas para trabajar los principales músculos del cuerpo.

Siempre con un intensidad tal que te permita hablar sin jadear. Poco a poco nuestro cuerpo irá pidiendo más intensidad y tiempo, pero al principio lo importante es empezar y ser regular, aunque sean 5 minutos.

Descanso, dormir bien

Después de una jornada agotadora, el cerebro necesita reponer energía y recuperarse, por eso es necesario que se quede relajado y en reposo durante algún tiempo. Está demostrado científicamente que la falta de sueño no solo afecta a nuestro rendimiento en las labores que llevamos a cabo, sino también incrementa considerablemente el nivel de estrés que se expresará a través del mal humor y del nerviosismo o ansiedad.

Por eso, lo mejor es que brindemos a nuestro cuerpo y a nuestra mente el descanso que se merecen y esto se traduce no solo en ocho horas de sueño, sino en dormir y descansar correctamente. Para conseguirlo basta con unos pequeños para dormir mejor:

– Cena ligero y se regular, intenta enseñarle al cuerpo a descansar a la misma hora.

– Fuera luces, al menos 30 minutos antes de dormir no te expongas a la “luz azul” que emiten televisiones, monitores o móviles. Usa estos 30 minutos previos al sueño para leer o meditar.

– No hagas ejercicio un par de horas antes de dormir, ni actividades estresantes o trabajo, desconecta.

– Evita el cigarro de antes de dormir, ya que al contrario de lo que piensas, no relaja, sino que sube la tensión y dificulta el sueño. Lo mismo para la cafeina, teina o alcohol.

– Dos trucos para dormir mejor y más rápido son los baños calientes antes de acostarse, y proponerse contar de 1 a 1000, lentamente, un número por cada respiración.

Con estos sencillos consejos para relajarse en casa puedes cambiar tu vida mucho más de lo que piensas, solo tienes que darte la oportunidad y ser constante. Estos ejercicios de relajación y antiestrés pueden llevarte unos 20-30 minutos al día si los combinas entre ellos, es un precio muy pequeño por reducir el estrés y no tener crisis de ansiedad, incluso ayudar a salir de una depresión, o encontrar la felicidad de estar a gusto con uno mismo.

El principal malestar que nos aqueja a la mayoría es el pesar de saber que no nos estamos cuidando, así que date un respiro y mímate un poco cada día, no creerás como puede cambiar tu vida cuando despiertas tu cuerpo y mente de un largo letargo.

Y si ya has comprobado los beneficios y han tenido efecto en tu vida te pido que los compartas con nosotros comentando y animando al resto a despertar y quererse/cuidarse aunque solo sea un poquito más.

Un beso enorme y espero que os hayan sido útiles estos consejos.

Marina Dávila.

Sobre Marina Dávila

Marina Dávila
Marina Dávila y su gran equipo de tarotistas profesionales, poseen una trayectoria de más de 20 años de experiencia en el mundo esotérico. Durante todo este tiempo, muchas han sido las personas que, guiadas por los consejos y predicciones de Marina Dávila, han podido llegar a mejorar su autoestima, logrando así realizar cambios positivos que influyan de manera notable en sus vidas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Solve : *
21 × 11 =


Llamar Visa
Llamar 806