Joven de 26 años, nacida con una extraña condición facial extrema, está rompiendo los esquemas de belleza mediante su carrera como modelo…

Ya en repetidas ocasiones hemos escrito un gran número de artículos relacionados con las prácticas más recurridas entre los seres humanos con tal de encontrar la belleza deseada, o deberíamos decir dictada por la sociedad. En ese afán por encajar con los parámetros más estrictos de belleza, muchas personas, tanto las féminas como los varones, algunas veces se olvidan de su propia salud y seguridad, y ponen en riesgo serio su vida misma al acudir a cirujanos charlatanes que, con la única intensión de generar una fortuna a costa de la desesperación de quienes acuden hasta ellos, les inyectan sustancias nocivas en su cuerpo.

Son ya bastante conocidas algunas historias que parecen sacadas de una novela de terror, en las que se relata cómo algunas personas arruinaron su vida por completo debido a esa constante búsqueda de la perfección de su aspecto físico. No obstante, como es acostumbrado, la gente no experimenta en cabeza ajena, y millones siguen acudiendo a la cirugía estética, en muchas ocasiones ilegal, para lograr sentirse conformes consigo mismos. Lamentablemente, son muchos los casos que terminan de manera irremediablemente trágica.

En esta misma plataforma en fechas recientes escribimos acerca de Rajee, una mujer transgénero que, inconforme con el aspecto tanto de su rostro como el de su cuerpo, acudió hasta una supuesta cirujana para realizarse algunas intervenciones estéticas.

Desafortunadamente, la falsa doctora resultó ser un completo fraude y arruinó su vida, además de ponerla en serio riesgo de muerte, al inyectarle cemento en su rostro y en sus senos. El caso fue bastante conocido en Estados Unidos, país de donde es oriunda, así como en el resto del planeta.

Por fortuna la mujer, quien es también una activista enérgica en la lucha en pro de la igualdad de derechos entre las personas con preferencias sexuales distintas a las promedio, tuvo una segunda oportunidad en la vida y hoy, gracias a la intervención quirúrgica responsable, luce un rostro renovado. Pero, como lo comentamos anteriormente, por desgracia no todos los casos como este tienen un final feliz. Existen otras muchas historias que culminan en tragedias absolutas.

No obstante, la historia en la que centramos nuestra atención en esta ocasión es muy distinta pues, contrario a los casos antes descritos, nuestra protagonista nos da una lección de conformidad con nosotros mismos. Y es que, aunque resulte fácil decirlo, en la práctica es mucho más complicado aceptar y gustar de la imagen que se refleja en el espejo cuando lo observamos. Pero, la mayoría de las veces, por no decir todas, es nuestro interior lo que nos molesta, y no la “máscara” llamada rostro que mostramos al mundo cada día.

Resulta en extremo difícil darnos cuenta de que nuestra inconformidad gira en torno a nuestros sentimientos. Se requiere de un trabajo constante en el conocimientos de cada uno de nosotros; así como de una enorme madurez emocional para ser capaces de reconocernos nuestras virtudes y trabajar en nuestras áreas de oportunidad, también llamadas “debilidades” por muchos. Una vez que se alcanza cierto nivel de desarrollo emocional, tendremos la capacidad de aceptarnos y reconocernos como somos.

Ilka Brühl es una joven de 26 años nacida en Alemania quien, desde que vio la luz por vez primera posee una condición bastante extraña y extrema de rostro. Sus senos nasales nunca se desarrollaron de manera óptima y la forma de su frente y ojos es bastante peculiar, lo que la hace lucir una cara única. Además, la enorme cantidad de pecas que tiene en prácticamente la totalidad de la superficie facial, le da un aspecto de igual manera incomparable. No obstante, contrariamente a lo que la gran mayoría podría haber hecho, Brühl aprovechó sus características faciales únicas para iniciar una carrera como modelo.

En la actualidad, tras haberse sometido a una serie de cirugías, Ilka es una joven mucho más fuerte y madura. Asimismo posee un nivel de autoestima y seguridad mucho más elevado. Su propia historia le ha servido para inspirar a otros con condiciones similares a aceptarse tal como son y mostrarle al mundo que un rostro bello puede diferir de los parámetros establecidos por las sociedades modernas. Brühl comparte sus imágenes en sus redes, y cada vez tiene más éxito en su inspiradora carrera. “Solo hay una manera de ser feo: siendo una mala persona. Nadie debe ocultarse por su apariencia”, menciona la joven alemana.

Fuente: www.paraloscuriosos.com

 

Sobre Marina Dávila

Marina Dávila
Marina Dávila y su gran equipo de tarotistas profesionales, poseen una trayectoria de más de 20 años de experiencia en el mundo esotérico. Durante todo este tiempo, muchas han sido las personas que, guiadas por los consejos y predicciones de Marina Dávila, han podido llegar a mejorar su autoestima, logrando así realizar cambios positivos que influyan de manera notable en sus vidas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Solve : *
30 × 3 =


Llamar Visa
Llamar 806