Home » Rituales » Ritual para dar gracias y pedir protección a los Espirítus

Ritual para dar gracias y pedir protección a los Espirítus

[Total:0    Promedio:0/5]

¡Hola a todos!

En el dia de hoy Lunes, os voy a dejar este Ritual, que es bastante sencillo y lo podremos realizar en casa, sin ningún tipo de problema, asique espero que os ayude.

La noche es una gran aliada para realizar trabajos mágicos, es un momento en la que se honra a los antepasados y en la que pedimos su protección frente a épocas oscuras. No se hacen grandes peticiones porque en estos días en los que el velo con el mundo espiritual está más fino las energías están descontroladas… ¿Os bañaríais en una playa con bandera roja? ¿Con olas de varios metros y una fuerte resaca? Creo que todos tenemos clara una respuesta negativa y es por eso que las brujas, las de verdad, realizamos esta noche otros trabajos más sutiles en vez realizar enormes trabajos.

En la noche lo habitual es honrar a los antepasados, agradecer lo recibido y pedir protección para el ciclo que se abre ante nosotros. Es un momento de recogimiento en el que se percibe como la naturaleza se prepara para invernar, por lo que a nivel mágico es un momento de trabajo interior en vez de buscar la manifestación de objetivos.

Así que paso a compartir un pequeño ritual.

Ritual para honrar a los espíritus

El objetivo es homenajear a los espíritus y pedir su protección de cara al reinado de las largas noches. He intentado ser neutral en cuanto al tipo de entidades. Por lo tanto no hago mención a los dioses wiccanos ni a otros dioses paganos porque no se debe trabajar con entidades que no se conozcan y mucho menos sin tener fe, pues algunas pueden ofenderse.

Preparativos Previos

Necesitaremos un espacio tranquilo en el que poder contar con una superficie despejada que no esté a ras de suelo. Una vez elegido el espacio comenzaremos a prepararlo para una práctica espiritual segura.

Lo primero es preparar el espacio limpiándolo, podemos hacerlo de varias formas:

  • Sahumando el espacio con salvia o palo santo. Llenando la habitación con el humo mientras caminamos en sentido contrario las agujas del reloj.
  • Fregando con agua de sal marina el suelo desde el interior de la habitación hacia el exterior. Si tenéis el mar cerca directamente usa agua de mar.

También es importante limpiarse energéticamente uno mismo. Podemos hacerlo de las siguientes formas:

  • Duchándonos con jabón de ruda o romero.
  • Sahumándonos con salvia o palo santo
  • Dándonos un baño en el mar o con agua con sal marina.

Una vez limpios es importante vestirse con ropa limpia y cómoda.

Os he añadido estos pasos previos para que trabajéis de forma segura en el plano energético porque no hay que hacer el ritual en un espacio energético sucio o con nosotros impregnados por las malas energías que vamos absorbiendo a veces como esponjitas y otras cargando con las nuestras propias que hemos emitido en estados emocionales no muy positivos.

Para mí la higiene mágica es fundamental ya que evita que energías no deseadas intervengan en nuestros rituales y puedan alterar sus resultados.

Materiales para el ritual

  • Velas: 1 blanca, 1 morada o purpura y 1 negra.
  • Manzanas o granadas.
  • Turmalina negra, no de colgante si no una pieza grande, para colocarla luego en el hogar.
  • Fotos y objetos relacionados con nuestros ancestros y seres queridos.
  • Incienso de sangre de dragón.
  • Plato con sal.
  • Copa con agua.

Salvo la turmalina negra y el incienso de dragón, los demás objetos son fáciles de encontrar y podéis tenerlos más o menos a vuestro alcance por casa.

Levantando el espacio del altar

Con la habitación lista y los elementos a mano llega el momento de levantar el altar.

Coloca los elementos a tu gusto, aunque manteniendo las tres velas en el centro y con espacio suficiente para no dañar nada, podéis colocarlas dentro de una cazuela de barro ya que están preparadas para resistir altas temperaturas.

Una vez colocado todo, vamos a visualizar como una luz desciende desde el cielo e ilumina la zona y diremos lo siguiente.

Este es un espacio sagrado, un espacio destinado a ser un punto de encuentro con los espíritus, un lugar de paz y amor, de alegría y confianza, donde sólo los buenos espíritus y las buenas energías son bienvenidos

De esta forma bendecimos el lugar y nos aseguramos de que ninguna mala energía nos venga a perturbar.

Reforzando las protecciones

Os vais a sentar, cerraréis los ojos y visualizaréis como de vuestras espaldas salen ramas doradas que van a crear una cúpula de luz dorada a vuestro alrededor.

Empezando el ritual

Lo primero que vamos a hacer es encender el incienso que lo haremos con el siguiente conjuro:

“Bendito aire que soplas del este, trae contigo mensajes de luz y amor, mantén lejos la sombra y las desgracias, trae la protección y la fuerza de la espada y la suavidad de la pluma. Bendice este ritual”

Después vamos a tomar una pizca de sal y la vamos a verter en el cáliz con agua:

“Bendita agua cuyo vientre es la caldera del renacimiento, bendita tierra útero del que nace todo, agua y sal, océano y matriz, bendecid este ritual y alejad con vuestras corrientes cualquier mal.”

A continuación encenderemos la primera vela, en este caso la blanca:

“Llama sagrada, llama bendita, ilumina esta larga noche, esta noche de sombra. Muestra el camino a casa para todas las almas perdidas, a todos a los que han perdido su camino ilumínalos para vuelvan a encontrar el sendero. Esta llama ilumina la noche, esta llama combate las sombras.”

Ahora prendemos la vela purpura:

“Llama sagrada, llama del hogar, recibe a aquellos con los que comparto sangre y linaje espiritual, guías, ancestros y seres queridos. Sed bienvenidos esta noche, bendita sea vuestra presencia guía y compañía”.

Por ultimo encendemos la vela de color negro:

Llama sagrada, llama purificadora, que tu luz aleje las sombras, que tu luz proteja mi hogar y ningún mal espíritu en ella pueda entrar. Quema las sombras, la envidia y las energías que busquen dañar a los habitantes de este hogar.

Después vamos a tomar la fruta y la vamos a partir por la mitad. Una de las partes nos la vamos a comer, la otra la vamos a reservar para los espíritus y luego la llevaremos al exterior para dejarlo como ofrenda:

“Fruta sagrada, alimenta sus almas como alimentas mi espíritu, nutre de abundancia este hogar como los espíritus son alimentados en la tierra del eterno verano. Sé alimento para aquellos que aún no han encontrado el camino hasta su descanso y da fuerza sus espíritus para hacerlo.”

A continuación vamos a tomar la turmalina negra por el humo del incienso:

“Bendito Aire, limpia esta gema de aquellas energías que pueda traer del camino que ha recorrido hasta llegar aquí. Bendice este fruto de la tierra y dótalo de tu fuerza para alejar las sombras y las malas energías”

Después vamos a sumergirla durante un instante en el agua con sal:

“Agua y Tierra, que benditas forman el océano matriz de todo, que vuestra esencia nutra su esencia purificadora, que vuestra fuerza sea mi escudo y vuestro útero transforme toda energía negativa que intente afectar este hogar, transformándola en luz, paz y amor para sus habitantes.”

Después la pasamos cerca de la primera llama:

“Llama sagrada, guíanos e ilumina nuestro camino, muéstranos siempre el camino para volver a casa seguros.”

Ahora la pasamos por la llama de la vela morada:

“Llama sagrada, que la mano de nuestros guías, seres queridos, y ancestros esté ahí cuando estemos perdidos, que su voz siempre nos aconseje y su amor permanezca junto a nosotros.”

Por último, la pasamos por la llama de la vela de color negro:

“Llama sagrada, que tu fuerza purificadora y protectora permanezca siempre prendida en este hogar, que ningún mal espíritu pueda penetrar entre sus muros y ningún mal nos pueda afectar.”

Agradecemos y despedimos el ritual. Cerrar los rituales es tan importante como protegerse al principio, no cerrar un ritual puede hacer que se queden presencias rondando cerca, por lo tanto es tan importante dar las gracias y despedir las fuerzas como saber cómo llamarlas.

“Espíritus amados, sagrados elementos, gracias por participar en este rito y compartir vuestras bendiciones. Ahora partid en paz si es vuestro deseo y/o permaneced a nuestro lado. Benditos seáis. Hasta que nos volvamos a encontrar”

Después dejáis consumir las velas y colocáis la turmalina como decoración en el salón de la casa. Lleváis la fruta al exterior como ofrenda, y recogéis con normalidad.

Ya sabéis que estoy muy cerca para ayudarte en todo lo que necesites.

Marina Dávila.

Sobre Marina Dávila

Marina Dávila
Marina Dávila y su gran equipo de tarotistas profesionales, poseen una trayectoria de más de 20 años de experiencia en el mundo esotérico. Durante todo este tiempo, muchas han sido las personas que, guiadas por los consejos y predicciones de Marina Dávila, han podido llegar a mejorar su autoestima, logrando así realizar cambios positivos que influyan de manera notable en sus vidas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Solve : *
12 × 30 =


Llamar Visa
Llamar 806